“Quiero volver a ser médico”

15 de marzo de 2019
El 28 de noviembre de 2011 fue el peor día para el médico cirujano Martín Horacio Carrillo. ¿La razón? La modelo y presentadora Jéssica Cediel lo acusó en los medios de haberle inyectado biopolímeros en la cola. Por eso había sido condenado a 48 meses de prisión por el juzgado 13 penal de Bogotá. “Desde ese día me retiré de la Medicina y lo hice más por dignidad, porque esto es algo que la gente no sabe, y es que a mí nunca me quitaron la licencia de médico ni me sancionaron porque la Secretaría de Salud desde el principio dictó una sentencia, en la que decía que yo no había cometido ninguna irregularidad. Eso no pesó porque ya había en marcha un proceso penal”, así comenzó la charla con Carrilo, quien esta semana fue absuelto en una decisión de segunda instancia debido a que sus abogados demostraron ante la ley que la sustancia que se le había puesto a la modelo estaba aprobada por el Invima. Y es que en el momento que Martín usó el producto (Hialucorp) este tenía validez de 10 años según registro Invima, a través de una resolución del año 2007, en la que se autorizó la presentación del elemento para ser usado en procedimientos de relleno muscular. Después de ocho años de tormento se aclararon las cosas para el cirujano y esto nos contó de su calvario. ¿Qué siente por la decisión del juez?  Cuando recibí la noticia me pareció que era un milagro, porque es difícil que un juez revoque una sentencia y dije: “Dios sí existe”. Recuerdo que subí a Instagram (@psicodoctor) una imagen que titulé felicidad porque en realidad nunca había sido tan feliz y este momento me lo dio todo. Lloré y grité con mi mamá de la felicidad, podía haberme muerto ese día y me iba tranquilo porque se hizo justicia y no todo el mundo tiene ese privilegio. Entérate de la nota completa en nuestra edición impresa. 

Etiquetas:

Dejar un comentario