La tragedia de la familia Huertas

15 de marzo de 2019
La primera noticia que escuchó Ana Huertas en la emisión de noticias de la mañana no solo le cambió la vida, pues fue tan solo el primer paso para conocer que había perdido a las tres mujeres más importantes de su vida. Se trataba de Carmen Rodríguez, su mamá; Leidy Huertas, su hija y quien tenía 5 meses de gestación; y de la pequeña Sarita, su nieta de tan solo 1 año y 10 meses de edad. Todas iban a bordo del taxi que chocó contra un camión recolector de basura en la madrugada de ayer. Tras oír lo ocurrido, el sonido del celular desvió la atención de Ana del televisor y la llevó a atender a la persona que se encontraba al otro lado de la línea. Se trataba de un uniformado, quien le informó que su mamá, la señora Carmen (de 60 años), había fallecido. “Después de esa llamada relacioné lo del accidente, porque mi mamá (Carmen) se había ido a acompañar a mi hija Leidy a llevar al médico a la niña porque estaba enferma, y el hecho de que ella hubiera muerto en un accidente, daba por entendido que mi nieta y mi hija también”, le narró a Q’HUBO Ana, mientras secaba sus lágrimas con un pañuelo blanco. El taxi en el que se movilizaban las tres mujeres quedó en pérdida total, aspecto que dio cuenta de la magnitud del accidente, en el que también resultó gravemente herido un joven de 19 años, identificado como Nicolás Samudio, quien iba al volante. “El conductor sufrió varias fracturas y se encuentra hospitalizado. Ya está fuera de peligro, pero cabe resaltar que se alcanzó a debatir entre la vida y la muerte”, aseguraron las autoridades. La joven llamó a su abuelita Carmen, quien vivía a pocas cuadras de su casa (exactamente en el barrio Santa Librada, en Usme), para que la acompañara hasta el Hospital Universitario San Ignacio. Entérate de la nota completa en nuestra edición impresa.

Etiquetas:

Dejar un comentario