En La Gloria con su nuevo personaje

11 de marzo de 2019
Verónica Orozco lleva en las venas el arte, lo heredó de su padre, Luis Fernando Orozco, un actor clásico de la era dorada de la televisión nacional del siglo pasado. Haciendo honor a eso, la hija menor de la familia no solo se ha destacado por sus interpretaciones actorales sino también por su poder vocal y su sensibilidad para el teatro. Ahora, sigue demostrando de qué está hecha con el papelazo de ‘Gloria Vargas’ en ‘La Gloria de Lucho’, bionovela del concejal por Caracol TV. ¿Qué significó para usted estar en ‘La Gloria de Lucho’? Es hermoso hacer una historia tan real, tan cotidiana, poder recrear eso como actor es un regalo. Además, lograr conmoverse y conmover a la gente, porque también dentro de lo triste está ese empuje que tenemos y esa fe que nos mantiene vivos. ¿Cómo fue hacer este trabajo de la mano de Enrique Carriazo? Apenas recibí los libretos lo llamé, nos empezamos a escribir, me fui a su casa y él fue la guía para esto, porque teníamos que armar unos personajes muy compenetrados el uno con el otro. Desde chiquititos se tenían que conocer, tenían que conocerse de arriba a abajo. Empezamos a crear esa relación entre los dos para que fuera muy creíble en la pantalla. Para mí, Enrique es el mejor actor que tiene Colombia, sin duda alguna. Su generosidad es increíble, no tiene medida, él da todo para que tú puedas sacar lo mejor en la actuación, fue lo máximo. ¿Tuvo la oportunidad de conversar con Gloria Vargas? Claro que sí. A ‘Glorita’ la conocí una tarde, nos tomamos unos cafecitos, ella fue hermosísima, muy abierta conmigo, me contó su vida entera. Me encantó su generosidad al compartirme su historia. Ese personaje está inspirado en ella, pero realmente es ficción, porque en ningún momento se quiso hacer una copia fiel de su personalidad o de sus comportamientos. Me inspiré en ciertas cositas que ella me contó y eso, unificado con los libretos, armó el personaje, que al final no se parece tanto a ella. Entérate de la nota completa en nuestra edición impresa.

Etiquetas:

Dejar un comentario